Sexta Cita con Ernest Holmes

Sexta cita con Ernest Holmes .

Sexta cita con Ernest Holmes

Recién levantada y antes del des-ayuno, lo mejor es agua, o agua con limón. Nada de excitantes porque el cuerpo se está despertando de unas horas ocupado limpiando toxinas, que ahora está deseando expulsar. Así que, un rato de descanso para acabar de desperezarse, le viene genial. Después, algo de fruta. Y, hoy, a escribir se ha dicho. Antes de todos estos quehaceres alimenticios, lo mejor que podemos hacer, es sentarnos a Meditar.

La entrada de esta primavera ha sido apoteósica: climatología casi imposible, Mercurio retrógrado con muchas otras conjunciones planetarias muy potentes y tormentas eléctricas que han estado azotando nuestra Atmósfera durante días. Todo esto, a nivel personal, se traduce cómo: esto no me sale, estoy de los nervios, estoy muy cansada, aquél no viene, esta no me llama, a nosequién le ha pasado nosequé y un largo etcétera. ¿Y qué es lo que se puede hacer delante, o en medio, de todo esto?. Pues NADA. Lo mejor es no hacer nada y sentarte a Meditar. O sea, mantener la Atención en la respiración y dejar que todo pase para darte cuenta de que lo que está ocurriendo afuera, no te pertenece. No hace falta sentarte en posturas imposibles, ni hacer mudras complicados con las manos, nada de eso. Simplemente, mantén la espalda recta, respira des-pacio, y todo lo demás irá llegando con la práctica. Meditar sentada es el aprendizaje ideal para luego llevar ese estado Presente al día a día. Nos enseña a convivir con nuestros dolores físicos y mentales, ayudándonos a ver que todo está ocurriendo en la Mente y cuando cambiamos la Atención, el malestar desaparece. Después de diecisiete años Meditando, de muchas formas y colores, podría atreverme a decir que esta es una de las Medicinas Naturales más potente.

 

E. Holmes lo sabía, e hizo su contribución al Mundo con sus libros. Estos nos ayudan a encauzar el flujo energético de la Mente hacia lo positivo, haciendo que sea más fácil la práctica. Porque es mucho mejor que los pensamientos sean creativos, bonitos, lúcidos y sin juicios. (Al fin y al cabo, son ellos los que van creando la realidad). Así, paso a paso, vamos construyendo un mundo interno que nos hace estar presentes en el Aquí y Ahora, viviendo alegremente, sin que los vaivenes externos nos remuevan tanto. Pero si vuelven a hacerlo, que no cunda el pánico: tenemos herramientas. Una de ellas, la cita de esta semana:

 

Cita de esta semana:

«Sé que soy hija de las alturas.
Poseo la inteligencia y la perfección que se esconde detrás de todas las cosas.
Como la naturaleza del pensamiento consiste en hacerse externo a la persona, atrayendo aquellas condiciones que se correspondan exactamente con él, yo afirmo que a mis pensamientos los guía la divinidad.
Sólo albergo ideas constructivas, y rechazo todas las demás.
Soy consciente de que existe un principio de perfección en el centro de mi ser. Una presencia invisible que constantemente se externaliza desde mi y a través de mí en cada rumbo que toma mi vida, hoy y siempre»

No Comments

Post A Comment